martes, 16 de mayo de 2017

Organizando el Aprendizaje Cooperativo




En mi experiencia como docente de formación de adultos ,formando futuros docentes de formación para el empleo, uno de los contenidos  y metodologías que suelo enseñar y aplicar es el aprendizaje cooperativo.

Como bien dice Zariquiey, para  implementar el aprendizaje cooperativo en el aula, después de previamente haber  sensibilizado al alumnado respecto a la cooperación,es importante comenzar por determinar los tipos de agrupamientos y criterios de agrupación, así como  los espacios y distribución de los grupos en el aula. 

Mi contexto de trabajo, es la formación para el empleo, específicamente suelo impartir mayoritariamente el curso de "Docencia de la formación para el empleo"(formación de formadores)  
Los  grupos de alumnos son como máximo de 15 personas adultas, por lo general, con edades que oscilan desde los 25 hasta los 55 años, de diferentes profesiones y ocupaciones. Son cursos de menor duración que un año escolar y se imparten por módulos. Este en concreto es de 340 horas en aula y 40 de prácticas no laborales.

En la siguiente imagen  refleja  como suelo hacer los grupos, los criterios elegidos y la distribución de trabajo. 


Trabajo  siempre con grupos heterogéneos, dependiendo de las actividades, los elijo al azar o teniendo en cuenta ciertos criterios. Aquí he reflejado los criterios que suelo emplear más a menudo.

Lo mismo sucede con el número de integrantes en los equipos, en muchas ocasiones  hago 3 grupos de 5 y en otras 5 de 3, pero ciertamente, el de 4 es casi siempre el más equilibrado.

En cuanto a la distribución, depende del centro donde esté impartiendo. Procuro tener como base una disposición en forma de U que luego muevo para trabajar en grupos como lo he plasmado en la imagen.


Una vez establecidos los grupos, la siguiente fase es organizar la forma en que tendrá lugar la cooperación: Las normas y los roles en los equipos.

Es importante aclarar que estas  y otras normas las solemos acordar los primeros días de clase. Las proponemos entre todos   y las consensuamos. Obviamente yo también soy parte del grupo y  hago propuestas de normas, las explico y persuado de sus beneficios. Cuando trabajamos en pequeños  grupo lo que hacemos es recordarlas, si es preciso.  Formados los equipos, generalmente los roles que se establecen son:

Coordinador/a: que como su nombre indica organiza las actividades, modera si hay discusiones, etc.

Portavoz: encargado de dirigirse a mi, o a otros grupos para exponer ideas, intercambiar opiniones y consultar dudas.  

Secretario/a: la persona encargada de llevar registros y tomar notas de las discusiones grupales y aportes.

Soporte: la persona encargada de ayudar a quien lo necesite del grupo o de mediar si hay conflicto.

Si la actividad grupal, tiene una duración mayor a una sesión, suelo rotar los roles dentro del grupo, para que todos tengan oportunidad de desarrollar esas habilidades.

Y con esto, ¡vamos a por la tercera fase!. En la próxima entrada os la explico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario